¿Le cuesta a mi familia si soy donante?

Las familias del donante no son facturadas por los gastos relacionados a la donación.   Nunca. Una vez declarada la muerte y luego de otorgado el consentimiento de donación, todos los costos asociados con la donación de órganos y tejidos corren por cuenta de las organizaciones de rescate de órganos.

Después de realizado el rescate de órganos, el cuerpo se transfiere a la funeraria o mortuorio seleccionado por la familia o por el examinador médico, según las circunstancias.   Debido a que las leyes prohíben a las organizaciones de rescate de órganos que ofrezcan incentivos financieros a las familias de los donantes, los gastos funerarios de los donantes de órganos corren por cuenta de la familia.

Además, es una infracción de las leyes federales y estatales comprar o vender órganos.   Sólo aquellas organizaciones sin ánimo de lucro, designados y reguladas por el gobierno federal, están autorizadas a rescatar y entregar los órganos a las entidades médicas para el trasplante.

Por favor tenga en cuenta:   La inscripción en Donate Life Texas no es una manera de hacer los preparativos para la disposición final del cuerpo.