Donate Life Texas

¿Cómo funciona el proceso de donación una vez que alguien muere?

Su inscripción en Donate Life Texas registra su decisión de ser donante e informa de aquello a las personas adecuadas en el momento justo, automáticamente.  Su inscripción mantiene abierta esta valiosa opción de salvar vidas, garantizado que ningún órgano médicamente viable se pierda por falta de consentimiento.

Para que los órganos puedan ser elegibles a la donación, la persona debe fallecer en un hospital o en un respirador.  Causas de muerte como una lesión cerebral traumática o un accidente cerebrovascular, son las que más frecuentemente permiten a una persona convertirse en un donante de órganos, pero no son las únicas. En algunos casos, una persona que sufre una muerte cardíaca puede convertirse en donante de órganos, pero sólo en circunstancias muy específicas. Es crítico que la sangre oxigenada siga circulando de manera continua hacia los órganos para que éstos se mantengan viables para la donación.

Dependiendo de la situación, quienes fallecen de una manera diferente, aún fuera de un centro hospitalario, sí pueden ser candidatos para donar córneas y tejidos.   En estos casos, la logística de la donación podría ser coordinada por la funeraria o el examinador médico público y los bancos de tejidos y ojos más apropiados.

Puede ser útil saber que los miembros de la familia serán contactados sólo por especialistas de rescate de órganos, ojos y tejidos si la donación es una opción.   Si la donación no es una opción, dichos especialistas de donación no se pondrán en contacto con los familiares para evitarles cualquier molestia innecesaria durante lo que ya es un momento estresante.

Ask another question?